"Meimportaunculismo" político

domingo, 7 de julio de 2013

La miseria detrás de la política. Fotografía: Carlos E. Rivera

Hacer política en Cartagena nunca ha estado enmarcado entre las mejores practicas democráticas, pues se ha demostrado que la entrega de dádivas, la compra de votos y el poco espíritu cívico de la ciudad casi que la ha gobernado desde que la elección popular de alcaldes fue instaurada en el país en 1988. A 8 días de la elección atípica de alcalde para el periodo 2012 - 2015, la guerra sucia ha empantanado el ya marcado desinterés de los ciudadanos por este proceso que dejó serias fisuras en las esperanzas de un pueblo que vio morir a su carismático y poco experimentado "paladín". 

Esta guerra sucia ha incluido serias acusaciones de apoyo a candidatos por parte de personas investigadas y procesadas por "Parapolitica", agresiones físicas entre partidarios de Dionisio Velez y María del Socorro Bustamante y sobretodo, el exagerado uso de publicidad, que en efecto ensucia la ya deprimida y maloliente vista de Cartagena fuera del centro histórico

El decreto 0767 de junio de 2013 regula la forma, característica, lugares y condiciones para fijar publicidad exterior destinada a difundir propaganda electoral en las siguientes cantidades y clases: 

1) Un máximo de 20 vallas publicitarias por cada partido y movimiento político.
Se refiere este punto a las vallas publicitarias de gran formato entre 4 x 8 metros o 4 x 12 metros.
2) Un máximo de 10 avisos por cada partido y movimiento político.

Se trata de los avisos pintados o fijados en paredes exteriores cuyas medidas se calculan en  2 por 5 metros.

3) Un máximo de 10 pasacalles o pendones por cada partido y movimiento político.

Los pendones varían entre 90 centímetros y 1 metro 20 cm. Los pasacalles tienen un largo de entre 10 y doce metros.

4) Un máximo de 300 carteles o afiches por cada partido y movimiento político. Los carteles o afiches tienen entre 50 centímetros y 35 centímetros.

Candidatos en contienda se han pasado estas características establecidas en el decreto por la faja, lo que nos obliga a una reflexión oportuna y simple; no les interesa la ciudad, sino el botín que representa la alcaldía de Cartagena, sustentado esto en los enormes costos que se han invertido hasta hoy sólo en publicidad según cifras del portal Cuentas Claras. Dionisio Velez ha invertido 267,776,333.00 millones, seguido de María del Socorro Bustamanate con 146,387,943.00 y por último Wilson Borja con 35,802,940.00, pues el Candidato Miguel Navas no ha suministrado dicha información.  

Que se invierta sólo en publicidad casi la totalidad del dinero que devengaran durante sus 30 meses de mandato tampoco es buen síntoma, pues la suspicacia de la hipoteca es manifiesta. ¿De donde sale tanto dinero? ¿quien lo está aportando? ¿vale la pena ensuciar tanto la ciudad para llegar a la alcaldía?  Ver videos aquí


En una ciudad hambrienta y atrasada como la nuestra, no es coherente que la mayoría de sus candidatos a la alcaldía pretendan vender la idea de "manos limpias" mientras ensucian todo lo demás, es como limpiarse el trasero con flores y creer que el mal olor se irá. Wilson Borja por el contrario, se ha regido por la ley y solo ha utilizado vallas que pueden ser removidas y vallas móviles, lo que inspira confianza, pues la coherencia entre lo que se dice y se hace debería ser un bastión inamovible en la política. 

Mientras la valla se puede quitar,
para limpiar los postes, habrá que lavar y raspar.

Para bien o para mal, estamos en Cartagena y bien sabemos lo que pasará el próximo 14 de julio, el que más plata invierta se quedará con el "premio", y eso no menguará la alegría del "pueblo más feliz del mundo" pues es mas fácil decir, "que coja lo de él mientras me de lo mio", que "los servidores públicos y la política tienen el deber de atender los intereses generales sobre los particulares bajo la supervisión ciudadana"

P.D: Reprochable la acción de algunos habitantes del barrio Manga, que en una actitud aporofobica lanzaron huevos podridos contra las instalaciones de la Defensoria del Pueblo porque "la gente que va a ese lugar les afea el barrio", es importante recordar que los desplazados y demás usuarios de esta entidad son ciudadanos de este país y merecen respeto y trato digno. 



Caricatura de Emmanuel Vidal, Cartagena de Indias 

1 comentarios:

Publicar un comentario

 
El Espejo Negro © 2011 | Designed by RumahDijual, in collaboration with Online Casino, Uncharted 3 and MW3 Forum